Testimonios

Llevo cerca de 6 meses de tratamiento y he tenido grandes avances. Logré darme cuenta de ciertos procesos y cosas que se hacen de manera inconsciente tales como el control de velocidad al hablar, respiración, entre otras cosas. He logrado hacerme consciente de ésto y utilizarlo como herramientas para mejorar la fluidez. Pasé desde tener casi nada de control, cosa que me afectaba de manera importante en mi día a día, a poder controlar la fluidez del habla en gran manera. Aún habiendo tenido avances importantes todavía puedo seguir mejorando con la terapia.

ARTURO, INGENIERO (35 AÑOS)

Mi nombre es Aly, tengo 35 años, soy madre de 2 niños maravillosos. He tartamudeado desde que tengo conciencia, sin embargo han habido momentos de mayor fluidez durante mi vida y otros que realmente hubiese deseado no haber salido de mi casa. Comencé el tratamiento con Ana Karina hace unos 10 meses. Lo primero fue derribar el estigma que la tartamudez me hacia sentir, minorizada, victima de burlas e incapaz de hablar en publico. Durante el tratamiento hemos evaluado diferentes técnicas para mejorar mi fluidez de manera tal que podamos adaptarlas a mis necesidades y que en habla espontanea me sienta cómoda al usarlas.
Ana Karina es una excelente profesional, muy comprometida con sus pacientes. Aborda el tratamiento de la tartamudez en todos los aspectos de la vida de su paciente, laboral, familiar, social, entre otros.
Me queda un largo camino aun por recorrer, pero gracias al tratamiento y apoyo de Ana Karina voy superando obstáculos que me hacen sentir que voy bien encaminada.
Gracias!!.

ALY, INGENIERO (35 AÑOS)

Sufrí de disfemia desde pequeño, sin embargo, el esfuerzo de mi familia y el personal hacen que actualmente sea una persona completamente adaptado y competente en la vida personal y profesional; sintiéndome plenamente realizado y desempeñando cargos directivos.
A las madres quiero decirles que aunque el trastorno de sus hijos e hijas puede a veces abrumarlas, el enfrentarlo, el trabajo diario y la ayuda de personas como Ana Karina es muy importante para sus hijos.  Es un trabajo de la familia y al final podrán lograr que sus hijos tengan una vida feliz y plena; sin embargo, la clave es el trabajo.
A los adultos debo decirles que siempre hay opciones de mejorar, este trastorno es multidimensional y se debe explorar que funciona bien para cada uno. La ayuda es fundamental y en ese aspecto he conocido multiples terapias y terapeutas, en Chile y en el exterior, de manera presencial y on line y creo que el grupo que dirige Ana Karina es muy profesional y sin duda alguna igual que a mi, los podrá ayudar. Las terapias milagrosas, desafortunadamente, no existen; sólo existe el trabajo diario y continua que siempre logra una mejoría lenta, pero que es la mejor opción.
Creo que el grupo tiene una tarea titánica en Chile, ya que no se ha transparentado las tasas de prevalencia real de este trastorno en el país y existen pocos centros especializados. En regiones el apoyo de calidad es muy limitado. Igual que en Estados Unidos o el Reino Unido, deberíamos constituir una asociación nacional, que tuviera grupos de apoyo entre pacientes y grupos de terapeutas con formación académica de calidad. Mientras esto paso, el grupo de Ana Karina podrá ayudar a las personas y familias que quieran enfrentar éste trastorno.
Espero que éste pequeño testimonio aumente la esperanza de algunas personas y nos concientice (a todos) que el trabajo diario y la ayuda especializada nos podrá dar una oportunidad de ser felices.

JULIÁN (47 AÑOS)

Soy Arimi, tengo 18 años, y hace aproximadamente 7 meses estoy en tratamiento por mi disfluencia del lenguaje. He tenido los avances que yo esperaba tener y estoy mejorando en otros que me cuestan más, con el tratamiento además de mejorar en mi habla, he podido hacerme consciente y amiga de lo que tengo, lo que es bueno, ya que antes no podía hacerlo y me costaba más trabajo avanzar. Lo bueno de esto es que uno siempre puede mejorar más de lo que desea.

ARIMI, ESTUDIANTE (18 AÑOS)

Soy mamá de Josefa de 6 años, y hace más de un año contamos con el apoyo de Fluir+ quienes han hecho que este difícil camino de la tartamudez que sufre mi hija sea mucho más llevadero. Al comienzo todo parecía mucho más complicado, sin embargo, los métodos adoptados en la terapia han logrado un tremendo progreso en la fluidez de Josefa, quien ya a sus cortos 6 años se hizo conciente de su transtorno y reconoce a la perfección los tips y mecanismos para enfrentarlo. Actualmente mi hija es plena y feliz y por eso yo estoy agradecida de contar con ustedes.

CAROLINA, MAMÁ DE JOSEFA (6 AÑOS)

Nuestra experiencia con el Centro Fluir+ ha sido excelente, ya que los  profesionales saben perfectamente cómo acercarse al niño, generar confianza y permitir una interacción para el diálogo.
Las recomendaciones y ejercicios que nos han recomendado, sin duda han permitido avances que estamos trabajando a diario.

CARLA, MAMÁ DE MANUEL (3 AÑOS 5 MESES)

En el 2016 Antonia tenía 4 años y a esa altura hablaba normal para un niño de su edad. Un día comenzamos a notar que tartamudiaba algunas palabras y al principio lo vimos como algo normal, pero ya con los días se empezó a hacer mas notorio e incluso cerraba los ojitos cuando trataba de  hablar.
A las 2 semanas su médico la derivó a un fonoaudiolo. Nosotros a esa altura estábamos  con una angustia enorme como padres al ver a nuestra hija con este problema que arrastraría toda su vida, fueron días muy tristes.
Pasaron 2 a 3 meses de fonoaudiología y Antonia no evolucionaba con la terapia y fue en ese momento que comenzamos la búsqueda de un especialista en tartamudez,  logrando contactar a Ana Karina. El primer día la evaluó,  conversó con nosotros sobre todo recuerdo que sentimos tranquilidad. Había un método muy claro y totalmente distinto al que veniamos ejecutando. Nos contó el proceso y la terapia, y sentimos ese día que nuestra hija estaba en buenas manos. Todo el proceso intenso duro 1 año y medio aproximadamente y durante ese tiempo fuimos viendo paulatinamente progresos en nuestra hija. Nosotros como familia fuimos adoptando las prácticas que nos indicaba Ana Karina y reforzando a Antonia según su instrucción. Todo se fue dando como nos indicó al principo. Hubo altos y bajos, pero en el largo plazo la evolución se fue haciendo notoria. Hoy es septiembre 2018,  ella se aprendió a conocer, habla pausado, no tartamudea y es feliz. Nosotros no le recordamos el tema. Se relaciona perfecto en el colegio y pasa desapercibida con sus pares y adultos. Solo nosotros sabemos que su forma de hablar un poco mas pausado es su forma de regular.
Estaremos siempre infinitamente agradecidos por lo profesional de Ana Karina y de haberla conocido.

PAPÁ Y MAMÁ DE ANTONIA (6 AÑOS)

Mi experiencia en Fluir+ ha sido muy buena desde que comencé a ir a tratamiento por mi tartamudez. En primer lugar, el ambiente es tranquilo, ordenado, lo que da más tranquilidad, lo cual es importante para el tratamiento. Otro punto a destacar es que es una atención más personalizada la que se brinda en Fluir+, ya que la tartamudez no se manifiesta de la misma manera en las personas.
Además, que los especialistas demuestran un alto grado de conocimiento sobre el problema de la tartamudez, entonces uno como paciente siente la tranquilidad y la confianza que está en buenas manos, esto genera emociones positivas lo que obviamente ayuda a que la tartamudez no sea algo que dificulte la vida, ayuda a aumentar la autoestima.

HERNAN, ESTUDIANTE (34 AÑOS)

Mi hijo menor tuvo un episodio de tartamudez al finalizar las vacaciones de verano el año 2017, cuando tenía 2 años y medio, el que duró un mes aproximadamente. De repente comenzó a repetir las sílabas, y le costaba bastante terminar las frases. Así como apareció, desapareció sin mediar ninguna medida especial (ahora sabemos que el volver a su rutina fue lo que probablemente lo ayudo). Al año siguiente, en la misma época, y enfrentando el desafío de entrar a un jardín nuevo, volvió a presentar la misma dificultad, esta vez de forma más severa, llegando incluso a darse cuenta y frustrarse porque “no podía hablar”. En ese momento decidimos ponernos en manos de una profesional para ayudarlo y nos contactamos con “Fluir más”. Desde el principio el trato fue excelente, explicándonos todo lo que preguntábamos y considerando el entorno de mi hijo. El diagnóstico fue acertado y la propuesta de tratamiento nos pareció adecuada (mi señora es fonoaudióloga y sabía que era necesario recurrir a una especialista en tartamudez). Mi hijo asistió feliz a sus sesiones, mediante el juego fue adquiriendo las herramientas necesarias para superar sus dificultades con el lenguaje, practicando en casa, hasta llegar hoy al punto donde él mismo se regula y puede incluso ayudar a otros niños cuando les cuesta hablar: les dice que “hablen suave”. La experiencia fue muy buena, pudimos ir viendo los avances, incluso cuando tuvo un retroceso por las vacaciones de invierno y logró recuperarse en una semana. Él mismo le contaba a los demás lo que aprendía y jugaba con Ana Karina y Nicole, tanto que mi otro hijo, un año y medio mayor, pedía semana a semana ir para conocerlas y jugar, lo que finalmente ocurrió y completó el ciclo para ver el desempeño de los niños juntos. También es importante destacar que asistí a cada sesión, donde además de aprender las estrategias para ayudar a mi pequeño, recibí toda la orientación necesaria y me resolvieron todas las dudas que aparecieron en este camino.

Siempre hubo flexibilidad para acomodar los horarios e incluso se dieron el tiempo de responder consultas por teléfono (whatsapp) cuando era necesario. Gracias al trabajo de Fluir más hoy mi hijo y nosotros estamos tranquilos, nos sentimos capacitados para ayudarlo, sabemos que contamos con el equipo en caso de alguna recaída que lo amerite, y, lo más importante, el recuperó la confianza en sí mismo y se desenvuelve felizmente en sus actividades cotidianas.

ANDREA Y MANUEL, PADRES DE LUIS (3 AÑOS)

Mi hijo Maximiliano tiene 13 años, noté su tartamudeo desde pequeño y a partir de sus 3 años comenzamos este camino, aunque muchas veces escuché que era algo a lo que no debía prestar tanta atención. Así estuvimos varios años entre fonoaudiólogos y psicólogos, pero nunca con el profesional idóneo y experto en el tema.
Cuando Maximiliano cumplió sus 12 años, no notaba avances. Es más, notaba que decaía cada vez más. Fue en ese tiempo que encontré a Ana Karina de Fluir + y desde el primer día notamos la diferencia. Mi hijo ya sabía de memoria las técnicas erradas, que tanto profesional le había impuesto, y fue él mismo quien me dijo, admirado, que la forma de trabajar y entenderlo que tenia Ana Karina era totalmente distinta.
Maximiliano lleva 4 meses de tratamiento, aún nos queda un largo camino por recorrer. En estos 4 meses ha avanzado lo que nadie logró en 9 años. No sólo lo ha ayudado a controlar la tartamudez, también lo ha ayudado psicológicamente a ser más positivo y cambiar sus pensamientos. Lo veo cada vez más contento, más seguro, aceptándose y manejando cada vez mejor su tartamudez.
Ha sido la mejor experiencia, para mi hijo y toda nuestra familia. Hemos aprendido mucho y nos sentimos felices con los avances de Maximiliano.

FAMILIA MORALES CORREA (13 AÑOS)

La experiencia que hemos tenido con Fluir + y en especial con Camila (Fonoaudiologa) ha sido un descubrimiento diario y maravilloso, cada día debemos poner de nuestra parte para que la terapia de Joaquín sea efectiva y así él pueda tener la confianza lograr sus metas y hablar sin miedo, sin trabas y sin prejuicios.

Mayo 2020.

MAIRA, MAMA JOAQUIN

Hola! Soy Estefani mamá de Renato, quién está diagnóstico con tartamudez hace unos meses, él tiene 3 años 9 meses. Nuestra experiencia en fluir+ ha sido muy agradable, nos han apoyado mucho y estamos en constante contacto con Camila la fonoaudióloga con quién comenzamos el tratamiento. Personalmente me siento muy a gusto con la dinámica y con los en trato que hemos recibido, somos parte de un grupo de ayuda mutua en donde compartimos nuestra experiencias, se comparten videos y testimonios que nos ayudan a comprender de mejor manera que es la tartamudez. Estoy muy contenta de participar y poder apoyar a mi hijo en este camino.

Mayo 2020

ESTEFANI, MAMA DE RENATO

Bueno, mi experiencia con fluir mas, a sido excelente ya que me a permitido poder aprender a conocer mi tartamudez, y tambien a conocer muchas cosas que yo no sabia de la tartamudez, entonces me ha servido mucho actualmente como persona.

Mayo 2020

JUAN PABLO, ADULTO QUE TARTAMUDEA

Para nosotros como familia Fluir + ha sido un lugar de mucha compañía y empatía en un proceso que en algún momento fue difícil. Ojalá Fluir + llegue a muchas personas, para que nunca alguien con tartamudez se sienta solo, o peor aún, discriminado.

Mayo 2020

JOHANNA, MAMA DE MAXIMILIANO

Mi experiencia con Fluir+ ha sido buena y agradable en el poco tiempo que llevo, me he sentido cómodo en las sesiones que he tenido y en donde veo la preocupación y preparación en cada una.

Mayo 2020

GINO, (22 años)

Tomás, un pequeño de 3 años 7 meses, el cual comenzó con episodios de tartamudez desde los 2 años 3 meses, en ese período consultamos y lo relacionaron a un episodio emocional. Pero seguimos averiguando y llegamos a Bárbara Molina de Fluir+, lo cual ha sido fantástico, nos hemos sentido muy apoyados como familia, aclarando varias dudas. Tomás lleva aproximadamente 1 mes de terapia avanzando exitosamente, a seguir así!!

Mayo 2020

MARCELA, MAMA DE TOMAS

Buenos días soy Nicole mamá de Fernanda, mi hija de 5 años y medio que presenta tartamudez, a los 5 años de edad buscamos ayuda y llegamos a este grupo fluir más por recomendaciones, donde nos contáctanos con Valentina, quien pertenece a este grupo en la ciudad de Osorno.
Comenzamos en octubre y al día de hoy notamos evolución en Fernanda, si bien no es una enfermedad sino una condición es algo que aún no asumimos al 100%, pero nos tranquilizamos viendo como nuestra hija ya tiene incorporadas en su vida técnicas para abordar, cuando comienza con problemas para hablar.
Aún estamos en tratamiento, y cabe mencionar que Valentina es una excelente profesional y muy dedicada a su trabajo.
Muchas gracias.

Mayo 2020

NICOLE, MAMA DE FERNANDA (5 AÑOS)

Hola mi nombre es Valeria Pinto, mi hijo Gonzalo pertenece a Fluir+ con la fonoaudióloga Patricia Vilches. Nosotros estamos muy agradecidos con ella, porque mi hijo ha tenido un cambio significativo en su habla, además que ella aparte de ser una excelente profesional, es una maravillosa persona con nosotros, sobre todo con mi hijo.

VALERIA, MAMA DE GONZALO

Queremos darle las gracias, por todo su apoyo con nuestro macaco, la dedicación constante que tiene con él y se refleja el avance día a día que ha logrado demostrar en su fluidez al momento de hablar, se extrañan mucho sus terapias presenciales y esperamos verla pronto, Andrea Feliz aniversario.

NATALIA, MAMA DE MARCO, 6 AÑOS.

Soy Carolina, mamá de Agustín, ante todo ¡FELIZ ANIVERSARIO! Y que sean muchos más, quisiera dar las gracias por conocerlos y estar presentes en nuestras vidas, antes me sentía perdida y frustrada ya que veía a mi hijo que sufría por su condición, en un momento colapsó, ya no quería relacionarse con nadie, no quería hablar, sentía que se escapaba de mis manos, y gracias a Dios nos puso en el camino a la Srta. Patricia Vilches que ha sido un gran apoyo para Agustín, gracias a ella él está mejor, aprendió a aceptar su condición y ha podido nuevamente sociabilizar. Agus la adora, él tiene 13 años y ahora puedo verlo sonreír nuevamente y aceptarse tal cual es.

CAROLINA, MAMA DE AGUSTIN

¡Hola! Me presento, me llamo Gabriel y me gustaría hablar sobre mi experiencia con este tipo de tratamiento. Para ser sincero me costó harto mejorar mi habla literalmente, pero al pasar el tiempo mi habla mejoró y estoy súper agradecido por la ayuda que se me dio y de haber conocido a la fonoaudióloga Patricia Vilches por haberme ayudado con mi problema de habla y de haberme soportado con la espera de las tareas que debía hacer a tiempo, gracias.
Posdata: Solamente fue al principio, ahora hago la tarea a tiempo.

GABRIEL

Mi experiencia con Fluir+, en un principio fue un mundo nuevo y con muchas dudas en el tratamiento de mi hijo sin embargo, los profesionales que trabajan ahí son excelentes, dedicados y comprometidos en sus terapias. Además Valentina Peña (Fonoaudióloga) nos ha entregado su dedicación y acompañamiento continuo en cada una de sus sesiones, feliz con los avances de mi hijo Matías y por pertenecer a Fluir+.

MACARENA, MAMA DE MATIAS 10 AÑOS.

Mi hijo de 3 años comenzó con tartamudez y no dudamos en consultar inmediatamente con el excelente equipo de fluir+. Nuestra experiencia con valentina peña ha sido maravillosa. La dedicación y el cariño que entrega en cada sesión nos ha sorprendido como familia, siempre en busca de actividades para lograr sus objetivos terapéuticos y generar un vínculo con el aun en tiempos de pandemia. Muy amorosa, entretenida y sobre todo una excelente profesional. Franco espera cada sesión ansioso y feliz.
Hemos visto grandes avances con él en este proceso y las mejoras en sus habilidades comunicativas han sido gratificantes. Estamos muy agradecidos por el apoyo que le entrega a nuestro hijo y también a nosotros como padres para guiarlo y afrontar de manera positiva este proceso.

BARBARA, MAMA DE FRANCO 3 AÑOS.

Mi pequeña de 3 años presentaba dificultades en su fluidez en cuanto al lenguaje expresivo y sumado algunos signos de tartamudez. Siendo sincera fue difícil encontrar un profesional que sea preparado para tratar una paciente tan pequeño, pero tuve la fortuna de conocer a Andrea. Pude notar que continuamente se capacita en su área, se da el tiempo de evaluarla de manera íntegra y más aún, que por muchos estudios que tenga, logra establecer vínculos con los niños, ya que mi niña la adora. No tengo palabras para agradecer a Andrea Toledo por ayudar a mi hija ha mejorado notoriamente y es alguien que se da el tiempo de escuchar de forma empática, percibiendo que el área emocional juega un rol relevante. Para finalizar me encanta su manera de trabajar, es organizada, puntual y brinda atención personalizada por cada niño.

DANNY, MAMA DE JOSEPH, 6 AÑOS.

Menú
Abrir chat